E

El astronauta Jerome era el primer africano en pisar la luna y, después de que el meteorito hiciera diana en medio de la tierra, el último humano en pisar cualquier cosa.
El sistema de oxígeno le avisaba que le quedaban 35 bocanadas. 18 gastó en "Houston tendréis un problema cuando pille al hijoputa que me ha llenado la bombona sólo por la mitad!".
Se asomó al borde de la luna y vió la infinidad delante suyo. Estaba oscuro y parecía que refrescaba. Empezó a retroceder. "Mierda, creo que me dejé la luz de la mesita encendida", ahí iban 11 soplos más.
Miró a su alrededor y se fustró. No estaba impresionado por su entorno, ni encontraba la trascendencia en su situación. Sin música épica pero con cámara lentísima debido al pesado traje espacial, paró a unos metros del peñasco y se desató de la nave con la que había paseado los 20 meses de inútil paliativo meteorital.
Con los otros 6 soplos de oxígeno se puso sentimental y decidió nombrar a las 5 personas más importantes de su vida. Tan importantes eran para él que no dejó que nadie más lo oyera.
Y empezó a correr, mejor dicho, esprintar, hacia el borde de la luna desde donde se veían los restos de la Tierra, pensando que siempre había querido que le enterraran junto a su familia.
Corrió más rápido que nunca, cogió impulso y saltó con una última bocanada de aire en reserva.
Se quitó el casco y la soltó ante el universo entero:
"JEROOOOMNIMOOOOOO"

El borracho de un pueblo africano cuenta que así serán los últimos pasos del hombre.

Nunca me gustó pasear a la luz d...

by joanalvarez129

4

Thanks for the...

  1. 1Smile
  2. 1Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 1Story
  5. 1Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

  • claire says thanks for the mindtrip 5 years ago
  • Yourcenar says thanks for the smile over 5 years ago
  • paujorba says thanks for the story over 5 years ago
  • sribera says thanks for the inspiration over 5 years ago

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next