Star

—Hace dos años maté a mi prima —repitió, como si mi pregunta fuera por no haberle oído y no porque no me lo podía creer—. Yo tenía veintiún años. Estábamos en el jardín de mi casa, en un cumpleaños familiar. En el de mi hermano, concretamente. Es una de esas pocas veces en las que nos vemos. Mi hermano y yo no nos hablamos, ¿sabes? —Se estaba yendo por las ramas, pero no iba a ser yo quien lo interrumpiera—. Se fue de casa cuando yo tenía como quince años porque no me aguantaba. Dicho por él, no es que yo me lo invente. —Le dio una calada al porro antes de seguir con la historia—. La cosa es que estábamos solos en el jardín de mi casa, mi prima y yo. Ella empezó a provocarme, dándole la razón a mi hermano, diciendo que entendía que se hubiera ido hace años, que nunca nadie, jamás, me querría ni me odiaría más que él. Que había jodido la relación por completo y para siempre. —Todo eso lo dijo muy rápido, sin dejar de mirar al suelo ni un solo instante—. Eso me cabreó bastante. Bastante como enzarzarme con ella en una pelea que acabó con la cabeza de mi prima estampada contra la fachada de ladrillos de mi casa. El rojo lo cubría todo —cuando dijo eso, me miró—, como cuando tú y yo nos vimos por primera vez.

Nos queda bien el rojo en la c

by heridas

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next