#los estupefacientes químicos van directos al sistema de recompensa y producen un efecto mucho más intenso que la comida

Google+