E

El ejército del país marchó hacia el estado secesionista. Pero cuando ocuparon las ciudades no encontraron a nadie: en todas las casas los armarios estaban vacíos; los platos limpios en el fregadero, todavía húmedos; todas la luces apagadas y las llaves echadas con doble vuelta. Solo habían dejado una nota pegada en la puerta de la nevera, en todas las neveras. Se leía: "No nos esperéis para cenar. No sabemos cuando volveremos."

Secesión

by danielgil

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next