H

Había tachado su nombre del buzón, pero todavía recibía cartas de la aseguradora, ofreciendo un seguro de vida para los dos.
-¡Que inoportuno! - pensó, pero a pesar de las quejas, no había llamado a la aseguradora. Ni se lo planteaba. ¿Masoquismo, falsas esperanzas? No, aquel error postal era su última posibilidad de lo que podía haber sido.

Error postal #copywriting_dome

by danielgil

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next