P

Perdóname
si elegí ser tu debilidad,
y no tu fortaleza.
Ahora seguirías en tu puesto de funcionario,
y pasarías las tardes en la biblioteca del parque,
conmigo y con los niños.
En lugar de pasarla en tu despacho cuadrangular. Y el mundo pendiente de tus órdenes, mientras tú miras, distraído, un teléfono rojo.

Perdóname si elegí ser…

by a_mayuscula

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next