H

Hubo días en los que pude pensar que la madurez era sinónimo de desencanto. Que la alcanza aquel a quien ya no le quedan metas, que ha renunciado a los cardenales, que se ha cansado de leer poesía. Como si solo aquel que se ha resignado, aquel que ya no cree en las revoluciones, puede afirmar haber llegado a la mayoría de edad.
Luego leí a Mario Benedetti.

La vejez en Benedetti.

by Netzmare

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next