Q

Quién me dice que no me alcanzará la ansiedad a la que acontece el excorio de la carne.
Quién me dice que no moriré ahogada para pasar a formar parte de la carcomida felicidad de las olas, de su siniestra añoranza.
Podría ser, en mi tránsito a la muerte, la tapiada efigie del mar, y los proyectos que antes me obligaba a amar con desgana serían ínfimos recuerdos de una vida pasada.

Océano.

by Netzmare

2

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 1Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 1Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

  • EuniceWaymon says thanks for the story almost 4 years ago
  • Kyrie says thanks for the inspiration almost 4 years ago

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next