J

James había dejado de fumar ocho veces en lo que iba de año. Y estaban en Mayo. Se llevó la mano, por costumbre, al bolsillo de sus vaqueros desgastados que hacía tiempo que no usaba, pero no encontró el tabaco, ni su mechero, ni tampoco el papel de liar.
Encontró otro papel más suave que hacía al menos un año que estaba allí. James apartó la mano como si el papel quemara y un escalofrío le recorrió la espalda. Calor y frío juntos, qué bien conocía esa sensación, cómo le recordaba a ella.
El papel era una carta de despedida y con ese papel encontró recuerdos que creía perdidos pero que estaban escondidos, abandonados, en unos viejos vaqueros desgastados.

Tabaco y vaqueros.

by Monique219

1

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 1Feelings

Thank the author

  • Eriath says thanks for the feelings 5 years ago
Previous
Next