Acababa de entrar ruidosamente por la ventana, y su hermana acababa de gritar su nombre.Tenía que hacer algo con aquellas plumas, y rápido. Cogió unos guantes, unos jersey de cuello de cisne, una bufanda y unas gafas de sol, tumbándose en la cama a... escrib-- no, no era creíble... jugar! La consola, su aliada fiel, le serviría para completar la escena. Se colocó de forma exageradamente natural, y Heidi entró por la puerta.

- Qué se supone que haces? Pareces un muñeco de nieve enganchado a los videojuegos.

Bueno, al menos parecía un muñeco de nieve y no un pájaro demoníaco milenario...

Por las plumas

by Eriath

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

Previous
Next