A

Algo se había quebrado en su interior. Algo que no se podría reponer jamás. Estrujaba sus pantalones con furia, y tornando los quejidos por bufidos, alzó sus manos contra el cuello del impostor. Rick no se defendió, sabiendo que, en el fondo, tenía derecho a estar así.
Pero de pronto, cambiando de parecer, dejó de apretar, y siguió llorando amargamente. Recuperando el aire, ofreció un abrazo cauteloso a su, hasta ahora, amigo y compañero. Lejos de rechazarlo, Stan se refugió en su pecho, deseando que todo aquello que le había contado no fuera cierto.

La verdad

by Eriath

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next