A

Agotados, se deslizaron por la pared hasta caer rendidos, uno al lado del otro. Sudoroso, Rick empezó a moverse aquella muela que le acababa de partir con un gancho derecho.
- Llegará el día en que no sepamos ni quienes somos.- le dijo a Stan, que taponaba su nariz con la manga para que dejase de sangrar. Consiguió quitar el diente y lo escupió, sin dejar de hablar.- No me reconocerás, ni querrás saber quiénes son tus nietos. Te dispararé si intentas acercarte a mí, y mataremos a todo aquel que se cruce en el camino. La incertidumbre ya ha comenzado a matarnos, Stan. Y no se irá hasta que consiga liquidarnos.

Stan estaba en blanco. Acababa de intentar acabar con la vida de una de las personas más importantes para él. No lo olvidaría jamás, porque le dolía haberlo intentado, como mínimo. Dicen que las cosas que más duelen son las que no se olvidan. Algo recorrió su mente y se levantó corriendo. Rick limpiaba su boca tras un gran trago de su petaca.

- ¿Qué cojones tramas ahora?- preguntó intrigado entre eructos. Sin contestar, Stan buscaba en una caja algo a la desesperada, y al ver dicha caja supo exactamente qué era.- No jodas, déjame que le haga unos arreglos antes de ponerla a funcionar...

Dicho y hecho. Una vez encontrada, hizo los arreglos pertinentes, y Rick leyó en la pícara mirada de su compañero el próximo paso a dar.

- Juegas con ventaja.
- No lo tienes porque no lo has querido.- rió Stan quitándole la bata, parando en seco, y moviendo su pelo, dejando ver una zona lisa tras la oreja.- El tatuaje irá aquí.

Problema y solución

by Eriath

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next