Y allá voy, hacia mi destino.

Bueno, en realidad voy hacia el destino que otros decidieron para mí. Siempre pensé que esto sólo pasaba en las películas, pero ya veo que no es así. ¿De verdad merezco morir como una asquerosa rata? Menuda estupidez, como si así pudieran remediar el daño que hice y tanto me satisface.

A pesar de que estoy calmada, el trayecto por este corredor se me está haciendo eterno. ¿De qué sirve vivir si no puedes hacer realidad tus deseos? Por suerte el mío lo cumplí, y estoy satisfecha aunque vaya a morir por ello. Arriesgar es sacrificar, ¿no?

Ya he llegado al límite de mi vida, y no me arrepiento de nada.

Mientras me atan correas a los pies y a las muñecas estoy tranquila. No pasa nada, al fin y al cabo, esto es lo que ellos querían.

No pediré disculpas.
No me arrepentiré de mis pecados.

Y ahora, veo un reflejo de la muerte en mis ojos. El guardia ha posado la mano en ese dichoso interruptor. Cierro los ojos sintiendo las chispas golpear mi piel.

En unos segundos mi vida habrá acabado.

Que Dios se apiade de mí.

Pena de Muerte

by CrissLovelace

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next