E

Era libre.

Después de tantos años por fin se había terminado todo, pero ¿realmente era así? Los humanos seguían teniendo sus ciudades en sus tierras y ellos habían sido desplazados. Nólar dudaba mucho que se había acabado. No mientras ellos siguiesen allí.
Inspiró con fuerza el aire sintiendo una calidez embargar todo su cuerpo. No era el olor nauseabundo de la ciudad sino un olor fresco de pinos, hierba, el olor de la fruta madurando.

Bajó de Orión y sentir a través de sus botas la suavidad de la tierra fue reconfortante. Subió las escaleras del gran roble, acariciando la corteza hasta llegar a su casa. Había escuchado a los lejos todas las voces de los elfos que le daban la bienvenida.
Cerró la puerta y se dejó caer de rodillas, temblando.
Todo ha terminado.

Se lo repitió una y otra vez mientras contemplaba su casa en la penumbra. No lo sentía real. En cualquier momento se despertaría y volvería a estar en aquel sótano húmedo siendo tan solo un esclavo.
Se puso en pie y se acercó al espejo que tenía, observando la suciedad en su cabello y en su cara, pero sobre todo sus cicatrices. Se dio la vuelta levantándose la camisa y por encima de su hombro vio el reflejo de las marcas que los látigos habían dejado en su espalda. Tras muchos años por fin podía vérselas.

Cogió el espejo y lo tiró lejos, rompiéndose en mil pedazos, completamente destrozado; tal y como se sentía él.

Era libre. Después de…

by ClaT

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next