collection_photo

Dinosaurios, tiburones, tigres y otros animales no le emocionaban lo más mínimo. Su padre, recorrió entre la marabunta todas las tiendas de juguetes de la ciudad, viendo peligrar la Navidad en la negativa de cada dependiente.

La noche en la que repartieron los regalos abrió su modesto balcón y le colocó en el centro, sentado en una pequeña silla de color rojo. Le explicó cómo había reconducido las mareas hasta el centro de Barcelona y que sólo podrían quedarse con él hasta los primeros días de enero. Y una por una les puso nombre.

–Joaquín, aquí tienes tus medusas, nadando para ti en la noche antes de dormir.

Joaquín. #LaPalabraEscrita

by CarlosJNavarro

0

Thanks for the...

  1. 0Smile
  2. 0Inspiration
  3. 0Laugh
  4. 0Story
  5. 0Mindtrip
  6. 0Help
  7. 0Feelings

Thank the author

0

Comments


No one has commented on this note yet

Previous
Next